Mil postulaciones... y no me llaman!​

La presentación del curriculum vitae al reclutador es sin duda el paso más importante para dar inicio al proceso que nos permita alcanzar ese trabajo anhelado. Resulta fundamental entender que el cv es un espejo de nosotros mismos, habla de nosotros, es por ello que evitar errores a la hora de confeccionar el cv será determinante para el proceso de selección.

Errores en los que comúnmente caemos:

Faltas de ortografía y en la redacción:

Es importante estar atentos al momento de redactar y utilizar la gramática adecuada. Las faltas de ortografía en nuestro cv hablan de desinterés, falta de concentración o lo que es peor… falta de instrucción!. Definitivamente la ortografía no puede tener deslices y la redacción debe tener coherencia y cohesión. El cv es un reflejo de nuestra persona.

Curriculum extenso vs curriculum breve:

Los extremos no son buenos. Es cierto que no existe una regla que indique la longitud exacta de un cv pero como candidatos, debemos entender que el reclutador revisa cientos y cientos de ellos en el día, y resultará poco atractivo para sus ojos leer un cv con letra pequeña y demasiado extensa. Incluir solo la información importante enfatizando responsabilidades y logros es primordial. Dos hojas son lo suficientemente generosas para volcar allí nuestra expertise y deleitar al reclutador al sentir que ese es el cv indicado y no lo puede dejar pasar!.

Cuestión de arte:

La primera impresión es la que cuenta. El cv es aquello que nos permite sumarnos a un proceso y participar como potenciales candidatos al puesto deseado.  Visualmente es muy importante cómo nos comunicamos, la distribución de espacios y la tipografía seleccionada. A no olvidar el cv es un espejo de nosotros mismos!.

Mentiras piadosas:

A fin de alcanzar nuestro propósito suelen ser comunes las mentiras piadosas en el cv respecto a fechas, tareas desempeñadas, nivel de responsabilidad etc, etc; al hacerlo se piensa en la posibilidad de superar la etapa de reclutamiento, engañando al encargado de ello con algunos datos falsos, pero para nuestro descontento todo cae! y se desvanece en la entrevista, la bendita entrevista!

Para concluir, una sana sugerencia que se desprende de lo anterior: en la vida debemos  mostrarnos tal como somos a fin de permitir a los expertos que evalúan y permitirnos nosotros mismos estar justo en el lugar que debemos estar.

Please reload

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now