El desarrollo personal y profesional

 

El término Desarrollo es un concepto muy amplio y por tanto difícil de definir. Desarrollar es detectar fortalezas y debilidades. Implica apalancarse en lo que se hace mejor y fortalecer las carencias. Es una búsqueda de cierta “perfección” tomando como referencia la situación actual y la deseada a futuro. El desarrollo es un proceso de construcción personal y profesional, que surge como consecuencia del aprendizaje.

Entiendo al concepto Desarrollo como una unidad donde no se puede apartar lo personal de lo profesional debido a su mutua influencia. Se trata entonces de una unidad inseparable, dos caras de una misma moneda.

La evolución personal nos lleva a la evolución profesional: Trazar una estrategia para el desarrollo profesional debe ser congruente con lo que se quiere para la vida en general, es por ello que implica realizar un análisis de la personalidad, especificando el norte a alcanzar. Este trabajo de introspección permite identificar las propias preferencias o talentos naturales que facilitarán el desarrollo de competencias.

Peter Druker plantea que el éxito en la economía del conocimiento viene de aquellos que se conocen a sí mismos: sus fortalezas, sus valores y cómo se desempeñan mejor. Sólo cuando operamos desde nuestras fortalezas podemos alcanzar la verdadera excelencia.

El bienestar interno, subjetivo se refiere a lo que las personas piensan y sienten con respecto a sus vidas y a las conclusiones que hacen sobre su existencia. Esas actitudes esas decisiones y esos sentimientos hacia las cosas que nos pasan forjarán nuestro éxito en la vida. Pero este éxito no solo es medido desde el punto de vista social o profesional, sino también, y principalmente, desde el punto de vista personal.[1]

Una valiosa herramienta en el trabajo de autoconocimiento es el Coaching como facilitador de procesos de cambio, de desarrollo.

“Coach” es una palabra de origen inglés que significa “vagón o carruaje”; etimológicamente el coach es quien conduce a alguien de un lugar a otro, de un origen a un destino deseado.

Robert Dilts en su libro “Coaching herramientas para el cambio”, plantea que, por coaching entendemos al proceso de ayudar a las personas o equipos de personas a rendir al máximo sus capacidades.[2]

Es un camino para superar limitaciones, que permite la comprensión de uno mismo, de sus fortalezas y debilidades. Hacer coaching es acompañar al otro en el trabajo de encontrarse a sí mismo.

A modo de síntesis, hablar de desarrollo personal y profesional implica planificar para sí mismo un camino de crecimiento, aumento de capacidades y aprendizaje, siguiendo el camino deseado y que más lo satisface, en dirección a su objetivo.

 

Nota: extracción de texto de la Tesis de Maestría de Recursos Humanos de la Universidad de Buenos Aires  Tema: “Desarrollo Personal y Profesional” – Autora Lic. María Alejandra Chappaz

 

[1] Melamed, Alejandro “Empresas más humanas. Mejores personas, mejores empresas”.  Ed Booket 1er edición. 2012.

[2] Dilts, Robert “Coaching. Herramientas para el cambio”. Ediciones Urbano 2004.

Please reload

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now